lunes, 13 de diciembre de 2010

Soy una taza...


... una tetera, una cuchara y un cucharón. Mi hija está obsesionada con los "Cantajuegos". En qué mala hora se me ocurrió ponérselos en casa la primera vez. Los pide mañana, tarde y noche.

Yo había visto que en la guardería se los ponen  y como son canciones de toda la vida, yo la mayoría ya se las cantaba en casa, pero de alguna canción se me despistaba la letra, así que los busqué para "empollarme" la letra. Resultado, que ya no quiere que le cante mamá (sniff, con lo que me gusta cantar, mi hija es la única que apreciaba mi "talento") prefiere que le ponga sus "cantajuegos". Como positivo, he de decir que Sara empieza a seguir los gestos en varias canciones, cosa que cantándoselas yo, no hacía.


La verdad es que son cutreproducciones, perfectamente se nos podía haber ocurrido a los monitores del esplai Alezeyas grabar las mismas canciones en el gimnasio del cole con una miniDV, y nos estaríamos ganando la vida maravillosamente como hacen estos chicos ahora. Pero la idea se les ha ocurrido a otros, que mala suerte.

Pues eso, que desde hace unos días, toda la música que suena en mi casa es "Soy una taza..." "El señor Don Gato", "La brujita tapita" y otras canciones infantiles.

No quiero acabar la entrada sin pediros disculpas, llevo unos días con el blog un poco abandonado, la verdad es que entre el puente y que no me he encontrado muy católica de los síntomas del embarazo pues no me ha venido la inspiración.

2 comentarios:

  1. esas son las mejores canciones,yo son las unicas que me asi que son las unicas que le canto a los niños jejeje,disculpas denada mujer,me alegra saber que estais bien

    ResponderEliminar
  2. Yo os dejo con una idea de lo más original para sorprender a vestros hijos esta navidad. Entra en http://www.youtube.com/watch?v=ZqMElGLfSbY y ve al Almacén de los Regalos Perdidos para personalizarlo con la imagen de tu hijo. ¡Espero que os guste!

    ResponderEliminar

Comenta, no te cortes.