viernes, 5 de noviembre de 2010

Poemas de maternidad y lactancia.

Pues me ha apetecido hacer una pequeña recopilación de poemas y textos sobre maternidad y lactancia. Espero que os gusten.

Dando el pecho


Al cogerla tengo que tener mucho cuidado.
Es como tratar de cargar un montoncito de agua
sin que se derrame.
Me siento en la mecedora,
la acuno,
y al primer quejido,
empiezo a dar leche como una vaca tranquila.
Ella vuelve a ser mía,
pegadita a mi,
dependiendo de mi,
como cuando sólo yo la conocía
y vivía en mi vientre.

Gioconda Belli


"Yo tengo la idea de que las recién paridas están como iluminadas por dentro y los niños se duermen horas y horas sobre ellas, oyendo ese arroyo de leche tibia que les va llenando los pechos pare que ellos mamen, para que ellos jueguen hasta que no quieran más, hasta que retiren la cabeza: "otro poquito más, niño..." y se les llene la cara y el pecho de gotas blancas".


Yerma. Federico García Lorca.
 
 
Apegado a mí.


Velloncito de mi carne,
que en mi entraña yo tejí,
velloncito friolento,
¡duérmete apegado a mí!

La perdiz duerme en el trébol
escuchándole latir:
no te turben mis alientos,
¡duérmete apegado a mí!

Hierbecita temblorosa
asombrada de vivir,
no te sueltes de mi pecho:
¡duérmete apegado a mí!

Yo que todo lo he perdido
ahora tiemblo de dormir.
No resbales de mi brazo:
¡duérmete apegado a mí!

Gabriela Mistral

Y he dejado para el final esta, también de Gioconda Belli. Cuántos meses, cuando no llegaba Sara, cuando la menstruación llegaba negándome la maternidad, he llorado recitándola.

Tengo

Tengo en mis ovarios
Semillas,
Poemas sin empezar,

Llantos y risas congelados.
Quisiera poder visitar
Esos enormes almacenes,
Diminutos,
Conocer los hijos
Que nunca tendré;
Pedirles perdón
A través de la sangre.


Si, estoy un poquito noña. Espero que en unos días se me pase, porque a ratos no me aguanto ni yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta, no te cortes.